Autoridades educativas recalcan importancia de las buenas prácticas para convivir en clases

Desde el 2012 se practica el proyecto

Esta mañana se llevó a cabo el encuentro regional del Programa Convivir al Encuentro de Buenas Prácticas en la  escuela Benjamín Herrera Angulo.

Marvin Barquero miembro del Comité Regional recalcó que el evento contó con la participación de varias Instituciones de nuestra región y la presentación de cinco instituciones del cantón de Escazú, tanto de primaria como de secundaria.

"Este encuentro responde a que cada institución viene a compartir con nosotros las buenas prácticas que han desarrollado en sus instituciones, son actividades muy variadas desde proyectos lúdicos, promover talleres, promover trabajos con padres de familia,  actividades entre los estudiantes para que ellos puedan convivir de una forma mejor dentro de la Institución, entre otros", recalcó.

También tratan de trabajar los protocolos del programa convivir como por ejemplo  prevenir las drogas, prevenir la violencia del Buling, prevenir la violencia física, el respeto a las personas y las individualidades.

El encuentro se preparó hace más de medio año, con  instituciones que  envían sus buenas prácticas y la comisión  compuesta por cinco compañeros de la dirección regional llevan adelante una selección previa.

Del cantón participaron centros educativos  como El CINDEA, La escuela Corazón de Jesús, El CTP de Escazú,  el Liceo de Escazú y la escuela sede Benjamín Herrera Angulo;  ellos han realizado un trabajo para promover la sana convivencia y eso es lo que vienen a compartir.

"La respuesta es muy buena ya que ellos siempre están en contacto con nosotros y comparten las experiencias, los resultados y la práctica ha respondido a solucionar los problemas que tengan en la Institución",  finalizó Barquero.

Lo que se busca es que  al inicio del año que ellos hagan  un mapeo de la institución como un tipo diagnóstico y vean cuales situaciones no están bien, ese proceso durante  el año se trabaja y se continúan los años siguientes para tratar de mitigar o ayudar a solventar esos problemas de convivencia.

Desde el 2012 se practica el proyecto