Trabajamos para que la escuela Juan XXIII sea una de las mejores

La Junta de Educación, los maestros, padres de familia y el director de la escuela Juan XXIII han trabajado arduamente para  que la institución sea una de las mejores de Escazú.

La escuela cuenta dentro de sus comodidades con 33 pizarras interactivas, un laboratorio con tecnología de punta, servicio de comedor, uno de los mejores equipos de educación especial y un consultorio odontológico.

"Yo sabía que el proyecto iba tener impacto y lo pienso en lo más cercano que es en nuestros niños, ya que el proyecto tiene alma de niño, esto es facilitarle a los estudiantes una herramienta para aprender y al docente un recurso para dar mejor sus clases" recalcó el director Rafael Barrantes.

Barrantes agregó que se siente entusiasmado en conocer que esta tecnología se traslade a las demás escuelas públicas del cantón para poder cerrar la brecha tecnológica con la educación privada.

La Junta de  Educación invirtió en este proyecto más de ₡50.000 millones para el beneficio de más de 850 estudiantes de la escuela y el proyecto CINDEA la escuela nocturna de la Juan XXIII.

"Somos la única escuela que tiene el 100% de sus aulas con pizarras interactivas, además tenemos conectividad al 100%, fibra óptica con la capacidad de mover todo lo que tenga que ver con redes en las mejores condiciones" finalizó el director.