Buscar empleo es un trabajo

 

Las personas que realizan tareas remuneradas pueden gozar de estabilidad económica, disfrutar de garantías sociales, trabajo en equipo, reconocimientos por metas alcanzadas, un esfuerzo mental y físico para demostrar que lo establecido en la hoja de vida, títulos y experiencia laboral es poco, si se compara con lo que ponen en práctica en sus labores.

 

Inspirados en lo anterior, es que gran parte de los  seres humanos anhelan su estabilidad y zona de confort laboral, sin embargo, cuando la realidad de un desempleo es inminente, el individuo está frente a dos situaciones; la primera, es el deseo de obtener un empleo para solventar sus necesidades y la segunda, es buscar el trabajo, el cual es un proceso que se acompaña en muchas ocasiones de la inseguridad e incertidumbre.

Esas situaciones son comprensibles, porque definitivamente buscar empleo es una tarea difícil que se preferiría evitar debido a los efectos emocionales, como los nervios, que se hacen presentes.

 

Lo que las personas deben tener muy claro es que el reto principal es saber cómo controlar esas emociones y no permitir que  sean predominantes, para logarlo, cada individuo debe defender con ahínco y seguridad los conocimientos y habilidades que ha alcanzado, eso será el mayor respaldo para ofrecer los servicios profesionales ante el mercado laboral.

 

Aunado al consejo de controlar los nervios, también considero importante que pongan en práctica las siguientes recomendaciones, para que de manera sencilla se resalte el perfil de la persona frente a un patrono:

 

  • Conocerse a sí mismo: saber cuáles son sus fortalezas, puntos de mejora, planes y las razones por las que una empresa lo debería contratar.
  • Saber en cuál ocupación puede desempeñarse conforme a sus habilidades y capacidades.
  • Presentar una hoja de vida no mayor a dos páginas que contenga los datos personales, área académica, experiencia laboral con sus principales logros y referencias laborales.
  • Ser realista y sincero  en el momento de aceptar una oferta laboral que implique disponibilidad de horarios y transporte y concordancia entre lo deseado y lo ofrecido por la empresa.
  • Velar porque la presentación personal sea adecuada.

 

Obtener un trabajo es el resultado del impacto positivo que genere su historial personal y laboral, su autoconfianza,  positivismo, forma de expresarse y presencia, así que está en sus manos influir en ese resultado.

 

Fuente: Licda. Lisbeth Núñez Carranza, Reclutadora Right People