Seis cosas que hace cada día la gente muy productiva

productividad

Seguramente conoces a algún privilegiado que no pierde el tiempo, tiene su agenda organizada y cumple todo lo que promete. Esas persona no son superhéroes, simplemente siguen unos rituales que les ayuden a mantener el foco y a no andarse por las ramas, al menos en lo que a cosas importantes y de trabajo se refiere. Revisemos algunas de sus rutinas (y copiemos lo que podamos)

  1. Controlan su estado de ánimo y no se dejen dominar por sus emociones. Para ello intentan empezar el día en calma y con buen pie. Lo segundo es intentar prever lo que pasará en el día y no dejarse llevar por la ola de emails o los picos de llamadas telefónicas. Cuando tienes un plan claro, da igual lo mucho que te interrumpan siempre serás capaz de volver a tu tarea inicial. Se trata de controlar tu jornada laboral en lugar de que ella te domine a ti. Eso sucede cuando te pasas el día reaccionando ante todo lo que sucede sin seguir una línea de trabajo.Las investigaciones demuestran que el modo de empezar el día tiene un efecto enorme en la productividad, al parecer postergamos todo mucho más si estamos de mal humor.
  2. No revisan su email a primera hora de la mañana. Es un gran generador de ansiedad que no te va ayudar nada el resto del día. La mejor gestión que se puede hacer del email es revisar y responder en tiempo real, eso no lo vas a hacer nada más saltar de la cama, por lo que ese alud de emails solo va a servir para que desde primera hora tengas sensación de agobio y de muchas cosas sin hacer.
  3. Saben fijar las prioridades y si no lo saben, preguntan. Antes de hacer muchas cosas rápido y mal prefieren priorizar y dejar lo que no es imprescindible para otro día. La mayoría de la gente se concentra en intentar terminarlo todo lo antes posible y quitárselo del medio, sin embargo, la estrategia más interesante parece ser no hacerlo todo. La gran mayoría de cosas que se hacen con prisas contienen errores y no se hacen bien. Resultado, muchas veces hay que repetirlas.
  4. Se esfuerzan solo en una cosa: eliminar las distracciones. El puesto de trabajo es una mina de distracciones, la vida moderna está llena de grandes boicoteadores de la atención, y resulta casi una tarea titánica terminar algo sin interrupciones. Según un estudio, solo uno de cada doce ejecutivos fue capaz de trabajar en el despacho 20 minutos de un tirón sin distraerse o sin ser interrumpido, si trabajan en casa se concentraban mejor. Pues bien, las personas productivas aprenden a sortear los obstáculos y ponen toda su inteligencia a trabajar para conseguirlo.
  5. Desarrollan un sistema personal. Es su rutina para ser eficiente y no perder tiempo, incluye hacer muchas cosas de modo automático y siempre en el mismo orden. No hay recetas y cada uno desarrolla uno propio que le funciona y les ayuda a optimizar el tiempo y el esfuerzos dedicados a pequeñas tareas mecánicas y repetitivas que siguen un orden similar y deben repetirse cada día.
  6. Establecen los objetivos del día la noche anterior. De ese modo se despiertan y ya saben lo que tienen que hacer, y a veces en qué orden de prioridades. Mientras más específico se sea en la definición de las tareas más probable será que las terminemos.

Fuente:Revista Mujer de Hoy

Otras notas que puedan interesarle:

Una de nuestras maravillas "La Ventolera"

Aproveche ultrasonido a ₡25.000 en Centro Médico San Miguel Arcángel