Vapor

Árboles artificiales y luces LED prometen una Navidad amigable con el ambiente

 

Hoy en día cada vez más personas adquieren productos amigables con el ambiente. Consumidores más informados y exigentes se esfuerzan por llevar un estilo de vida más responsable hacia el entorno.  Ante esto, y en una época como la Navidad, es frecuente preguntarse: ¿Decoro mi hogar con un árbol de Navidad natural o artificial?

 

 

 

Para responder a esta consulta, Tiendas Universal le brinda seis razones por las que debe preferir decorar en Navidad con un árbol artificial.

 

 

 

  1. Materiales de alta calidad le permitirán lucir un árbol espectacular. Los árboles de Navidad artificiales hoy no tienen nada que envidiar de los árboles naturales; más bien ofrecen grandes ventajas.  Las nuevas tecnologías le permiten a las personas disfrutar de un elemento tan icónico en la Navidad como es el árbol, pero de la mano con el medio ambiente. “En la actualidad existen árboles de plástico incluso hechos de materiales reciclados que prometen conservar la naturaleza mientras entregan a los consumidores todos los beneficios de un árbol tradicional. Su color, follaje y altura, hacen que la persona que lo adquiere se sienta realmente confortable. En Tiendas Universal contamos con una amplia oferta de árboles artificiales para todos los gustos y presupuestos,” comentó Sellene Castro, Gerente de Mercadeo de Grupo Universal.

     

  2. La facilidad de colocar, desarmar y guardar. Hoy en día las estructuras de los árboles de Navidad artificiales son muy sencillas. En muchos casos tienen una base dividida en dos o tres piezas y a su vez tienen distintivos claros que le ayudan a las personas identificar dónde deben colocarse las ramas del árbol. Lo anterior permite que cualquier persona pueda armar su árbol en casa de forma rápida y sin complicación. Gracias a esta misma estructura, al terminar la Navidad, es muy sencillo guardar las piezas en una pequeña bodega o sección de un closet para así reutilizar el árbol al siguiente año.

     

  3. Tamaños variados para ambientes específicos: Es muy común que en la actualidad las personas vivan en pequeñas casas, apartamentos o inclusive ambientes tipo estudio. El tamaño de un hogar sin embargo, no debe limitar las decoraciones navideñas.  Precisamente esta es una de las ventajas que tienen los árboles artificiales. En el mercado se pueden adquirir árboles muy pequeños hasta otros mucho más grandes, y de esta manera el consumidor puede seleccionar el tipo que mejor se ajuste a su necesidad.

     

  4. No se restringe el momento de inicio de Navidad. Las personas que compran un árbol natural deben estar pendientes del momento en que la venta de árboles naturales inicia. Con un árbol artificial el inicio de la Navidad la define uno; ya que cuando uno guste puede empezar a decorar su casa.