Kinder en Escazú

Más del 70% de estudiantes de 10.º y 11.º año asisten a clases de afectividad y sexualidad

El 76.6% de estudiantes de décimo año de los Colegios Académicos y el 71,7%, de undécimo año de Colegios Técnicos Profesionales reciben la clase de Afectividad y Sexualidad en el país, según datos del Departamento de Análisis Estadístico del Ministerio de Educación Pública (MEP).


La lección de Afectividad y Sexualidad es impartida por los docentes de psicología en los centros educativos públicos.

De acuerdo con el reporte, son 22.962 estudiantes de décimo (Colegios Académicos) que reciben la materia y 9.074 en undécimo (Colegios Técnicos Profesionales).

Para Yeimy Quesada Campos, asesora nacional de Psicología del MEP, el dato es muy esperanzador:

“Tenemos informes de los docentes de todo el país muy positivos, en los cuales se nos indica que los y las estudiantes están aprovechando esta lección para externar sus inquietudes, dudas, miedos y preguntas en relación con temas sobre afectividad y sexualidad”, dijo Quesada.

En estas lecciones se trabaja el tema de la sexualidad de manera integral, no solo se estudian aspectos físicos, anatómicos y genitales, sino que se profundiza en las emociones, los sentimientos y los afectos que se involucran en la vivencia de la sexualidad, y por supuesto, en los aspectos jurídicos vinculantes, así como en los derechos y deberes sexuales.

Además, en estas clases se abre un espacio de diálogo y consulta por parte de los y las estudiantes para expresar sus dudas e inquietudes relacionadas con la vivencia de la afectividad y sexualidad en su entorno inmediato.

Para muchos de los estudiantes la lección de afectividad y sexualidad integral se ha constituido en el primer espacio que tienen en su vida para dialogar sobre temas relacionados con sexualidad y por eso valoran el poder hacer preguntas que no habían podido hacer en otros contextos.

Se abordan temas que les permiten reconocer la vinculación que existe entre el placer y el bienestar, tanto personal como de las otras personas; las características de las relaciones libres de abuso y violencia; la necesidad de generar cambios culturales que garanticen la igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas; la importancia de que el estudiantado se comprometa con la prevención, denuncia y erradicación de las distintas formas de abuso y violencia sexual, entre otros.

“Como MEP vamos prestar atención a aquellas Direcciones Regionales en las cuales existe menor asistencia a las lecciones, para dar el seguimiento requerido a la comunidad educativa y trabajar nuevamente en que los padres, madres y encargados legales puedan conocer los programas y aclarar sus dudas e inquietudes. Además, de trabajar con toda la comunidad para el reconocimiento de la importancia de hablar sobre la afectividad y sexualidad integral con los jóvenes como un factor protector de situaciones de riesgo”, agregó Quesada Campos.

Édgar Mora, ministro de Educación Pública, afirmó que los datos revelan que la mayoría de los padres, estudiantes y docentes entienden la importancia de las clases de Afectividad y Sexualidad.

“Pensamos que esos porcentajes son el punto de partida para aumentar el número de jóvenes que asisten a esta asignatura, pensamos que en próximos años vamos a ver un crecimiento en el porcentaje de alumnos que reciben Afectividad y Sexualidad”, declaró el jerarca del MEP.