No es Pico Blanco, su nombre correcto es Piedra Blanca

Aporte del escritor escazuceño Juan Antonio Céspedes.

Valga esta pequeña nota para hacerles,  con el mayor de los respetos, una observación más histórica y cultural que de sepelios y mausoleos.


El pasado  miércoles, que acompañé a mi amigo queridísimo Mel Zúñiga Rojas hasta su última morada en esos bellos jardines que están dentro de esa gran alfombra verde que engalana ese lugar, alcancé leer un letrero que dice "Jardín Pico Blanco".

Para el que no conoce la historia y las leyendas de Escazú quizá verá bien ese cartel pero, para quienes desde la cuna hemos estado viendo tan bella y hermosa montaña sabemos los viejos que NO ES "Pico Blanco" su nombre, que su nombre correcto, de nacimiento y por primitivo es PIEDRA BLANCA, como así lo expresa la letra del himno a Escazú.

Solo que después, sin consulta con los lugareños más viejos y más cercanos a la gran montaña y sin investigación alguna, el Instituto Geográfico Nacional y la Municipalidad de Escazú, se dejaron llevar por la chusma que empezó a llamar "Pico Blanco" a lo que históricamente los abuelos llamaban la PIEDRA BLANCA de Escazú,  cuna sagrada y cargada de grandes y variadas leyendas como las que sobre ella ha escrito el rico imaginario escazuceño y el folclore que también le ha cantado.