Bomberos atendieron posible caída de palmera.

 

 

Pasadas la 3:50 de la tarde surgió una llamada a los bomberos por la amenaza de la caída de un árbol en la urbanización Mireya ubicada en San Antonio de Escazú.

Los bomberos al llegar a la zona notaron que el árbol era una palmera que al ser rozada por el viento emitía sonidos de como si se fuera a caer.

Se llamará a la Municipalidad de Escazú para informar lo que sucede en el sitio y llegar a una solución.