Hogar Magdala solicita urgente víveres para abuelitos

Mediante una carta el Hogar Magdala ubicado en Bello Horizonte de Escazú solicitó colaboración en víveres para continuar brindado a los abuelitos que habitan en el lugar sus porciones regulares de alimentos.

Victor Leandro directo conversó con el director de Mundo Escazú e indicó que en estos momentos están con mucha necesidad debido a la disminución de los aportes por parte de CONAPAM y la Junta de Protección Social.

La carta indica: En El Quijote de la Mancha hay una frase de la que me quiero apropiar “Es de hombre bien nacido ser agradecido” Nuestro agradecimiento es para todas aquellas personas que siempre están pendientes de las necesidades de nuestro adultos mayores, no pongo sus nombres porque nos localizan por privado o llegan al Hogar a entregar insumos. A raíz de esta pandemia que ha afectado nuestra economía los hogares de larga estancia hemos tenido que acatar las disposiciones del Ministerio de Salud y hacer cambios drásticos para evitar un contagio masivo que podría acabar con nuestras PAM.


Hoy acudimos de nuevo a la generosidad que han demostrado algunos de ustedes con las obras sociales. Para nadie es un secreto que por la crisis actual nos trae de cabeza y por prevención la Junta de Protección Social tuvo que suspender los sorteos de chances y lotería lo que ha incidido en que no han podido hacer el aporte que siempre han hecho a las ONG.

 

 

Al no percibir la ayuda de  acuerdo al Convenio firmado tenemos serios problemas con la compra de víveres y pago de salarios por lo que les solicitamos nos ayuden con una donación de abastos no perecederos ya que para muchos es más fácil hacer aporte de víveres que de efectivo y así nos ayudan a darle sostenibilidad a la obra.

El Hogar se ha caracterizado por ser un lugar de acogida, no sólo velamos por los de adentro sino que ayudamos a adultos mayores que por sus condiciones no tienen acceso ni a un hogar ni a la Red de Cuido.


Les solicitamos su ayuda, es una época de crisis, tiempo de solidaridad y sabemos que podemos confiar en la ayuda que a través de su persona podamos obtener de amigos o conocidos de ustedes recuerden estas palabras dichas hace más de dos mil años” Tuve hambre y me diste de comer, me diste acogida, me diste de beber, pero… ¿Señor cuándo lo hice?  Cuando lo hiciste con alguno de mis pequeños.


Gracias por atender a nuestras peticiones. Esperamos su pronta y positiva respuesta a nuestra solicitud. Para facilitarles lo de la donación les envío una lista de lo que consumen nuestros abuelitos.


Ensure, maicena, harina, masa, aceite de oliva, arroz, frijoles rojos, azúcar, dulce, té de manzanilla, garbanzos, lentejas, espaguetis, cacao, vitamaíz, delactomi, cereal trigo miel, mantequilla, numar suave.

La carta es firmada por Marta Jarquín Vargas y Sofía Trejos González como representante legal y Coordinadora General.

Fotografía: Redes Hogar Magdala