AyA justifica compra de 400 paraguas para funcionarios

 

Ante la publicación aparecida este 21 de octubre sobre la compra de paraguas por parte del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), nos permitimos aclarar varios puntos:

El primer error de la publicación es en cuanto a la cantidad de personal del AyA, pues se indica que contamos con 3.800 trabajadores en total y que se comprarán paraguas para el 92% de la planilla. En realidad, la institución cuenta con 4.391 trabajadores, de los cuales 3.078 son operativos y 1.313 profesionales y jefaturas.

 



De esta forma, la compra apenas superaría por unos 400 paraguas al personal de campo. El adicional es en previsión del ingreso de funcionarios cuando el AyA debe asumir nuevos acueductos y la atención de solicitudes de otro tipo de personal, previa justificación de las respectivas jefaturas, o ante situaciones eventuales.

El segundo error cometido es hacer ver la compra de esos paraguas como un artículo suntuario, cuando en realidad se trata de una herramienta de trabajo para el personal de campo.

Sí, el AyA en el mes de mayo de cada año, les proporciona un paraguas y una capa de buena calidad a todos los funcionarios operativos y técnicos a nivel nacional, así como a aquellos que, por la índole de sus funciones diarias estén expuestos a condiciones climáticas adversas.

Se trata del personal de cuadrillas, lectura de hidrómetros, notificadores, inspectores, de catastro y medición, quienes sin excepción ejercen sus funciones al aire libre independiente de si llueve o hace sol.

Con el proceso de compra en mención, se determinó adquirir paraguas para un periodo de dos años, bajo la modalidad de entrega por demanda, con base en un consumo histórico. Así lo aclara el mismo pliego cartelario:

“ ...Los datos aportados son de carácter informativo, de modo tal, que no se asegura al contratista ningún volumen especifico, sino que el mismo podrá sufrir aumentos o disminuciones según la demanda real de los servicios; sin que lo anterior implique variación alguna en las condiciones contractuales pactadas, ni otorga derecho alguno de resarcimiento ..”.

Esta información brinda un parámetro a los oferentes para que establezcan las condiciones comerciales de su oferta. De modo que no se puede precisar si finalmente serían 3.500 por año, perfectamente podrían ser menos.

Finalmente, fiel al compromiso institucional de reducir al máximo los gastos y de realizar solo aquellos indispensables e impostergables, la Presidencia Ejecutiva ha girado la instrucción a la Gerencia General y Proveeduría Institucional para que en el caso de esta contratación, no se realice ni por demanda ni para dos periodos, sino que se haga únicamente por uno y por la cantidad histórica que se ha realizado (alrededor de 3 mil unidades), garantizando su distribución solamente para personal de campo.

Es menester indicar que estas compras se realizan por demanda tratando de aprovechar economías de escala, pero tenemos la claridad de que el momento que atraviesa el país está para generar ahorros inmediatos comprando únicamente lo indispensable para el momento.