MINAE: "Finca en Bebedero no tiene naciente de agua"

 

Un dictamen de la Dirección de Aguas del Ministerio del Ambiente, MINAE, determinó claramente que “el sitio NO corresponde a un cuerpo de agua”, luego de revisar el Registro Nacional de Concesiones de Aprovechamiento de Aguas, el Registro de Dictámenes de Cauces y Aguas, la cartografía de la zona, imágenes aéreas y tras una inspección de campo realizada en setiembre de 2020.

 

 

Los propietarios de una finca en Bebedero de Escazú aclaran, documentos en mano, que no existe ninguna naciente en una propiedad lotificada que está siendo cuestionada por algunos vecinos.

 

 

Dictamen del MINAE:

 

 

El propio MINAE ordenó movimientos de tierra en la finca en cuestión para verificar si debajo de una estructura, que era un tanque de almacenamiento, existía afloramiento de agua y la conclusión es que “no se encontró un aporte de agua subterránea”.

 

Tampoco se encontró ninguna naciente agua arriba del tanque de almacenamiento en dicha propiedad, pues lo que había era un afloramiento provocado, de 4 metros de profundidad y esto, según el MINAE, “evidencia la profundidad del nivel de agua subterránea en el sitio, por lo que el sitio en análisis no corresponde con una naciente”.

 

“Este dictamen del MINAE es determinante y muy claro, de manera que los vecinos de la finca pueden estar tranquilos de que no existe ni se está afectando ninguna naciente en esta ropiedad”, reafirmó José Lino Chaves, abogado de la empresa Implementos Deportivos CFS, propietaria del inmueble.

 

Chaves explicó que lo que en algún momento existió en la finca fueron tres estructuras de represamiento a nivel de subsuelo, que permitían la captación de agua subterránea y que se conducían mediante tubería PVC hasta el tanque de almacenamiento, pero esto no corresponde a un cauce de dominio público y mucho menos a una naciente. Este hecho también fue corroborado por la Dirección de Aguas del MINAE durante la inspección realizada en setiembre de este año.

 

 

 

26 pronunciamientos de la Municipalidad de Escazú

Los propietarios de la finca en Bebedero también cuentan con 26 resoluciones de la Municipalidad de Escazú, emitidas en octubre de 2020, una para cada lote de la propiedad, en las cuales se indica que “no se registran cuerpos de agua natural en la propiedad o cercanos que afecten por áreas de protección”. 

 

 

Resolución Municipal:

 

 

Estas resoluciones fueron emitidas por el departamento de Gestión Ambiental de la Municipalidad con base en el registro de la Dirección de Aguas del MINAE que aparece en el Sistema Nacional de Información para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico (SINIGIRH).

 

Todos los permisos ambientales  

“Es fundamental que se tome en cuenta seriamente los dictámenes oficiales, tanto de la Dirección de Aguas del MINAE como de la Municipalidad de Escazú, y que se comprenda que esta finca cuenta con los permisos ambientales necesarios para lotificación”, indicó José Lino Chaves, abogado de la empresa.  

Adicionalmente, los lotes tienen disponibilidad de agua y luz, otorgada por el AyA y el ICE. Todo está en regla.  

Obras en finca de Bebedero beneficiarán a los vecinos  

Lejos de afectar, la lotificación de la finca en Bebedero beneficiará a los vecinos de la zona, pues la empresa propietaria tiene previsto instalar tuberías, un hidrante, postes de luz y el lastreo de 180 metros lineales de calle pública en el lugar.

 

 

 

Pablo Marín, responsable de la lotificación, explicó que la empresa invertirá $20.000 en la instalación de 180 metros lineales de tubería de PCV y un hidrante que, una vez que se entreguen al AyA, beneficiarán también a unas 15 casas de los alrededores.  

Asimismo, se van a instalar postes de concreto para electricidad en 180 metros lineales y un transformador, que constituyen una inversión cercana a los 10 millones de colones. Esto mejorará la red eléctrica de la zona que actualmente tiene postes de perling.  

Otra obra de beneficio para la comunidad será el lastreo de 180 metros lineales de calle en la vía que ya es pública desde hace más de 10 años.

“Estamos en la mejor disposición de evacuar las dudas que puedan tener los vecinos y les aseguramos que no existe afectación sino beneficios a futuro por parte de esta finca”, concluyó Pablo Marín.