Viviendas que se colocan como patrimonio familiar no pueden ser embargadas por deudas

Los diputados aprobaron en segundo debate  el pasado martes  una reforma que permitirá ampliar la protección familiar en caso de deudas.

Esto permitirá que la madre o el padre puedan visitar un notario público y declarar su vivienda como patrimonio familiar en beneficio del núcleo de la familia, después de realizar esta declaración las deudas que se den posterior no porán involucrar a las viviendas como garantía.

"Es una figura legal que permite proteger la casa de la familia para que no pueda ser rematada o embargada dejando a los niños sin vivienda. Tal vez un papá que se endeudó con tarjetas de crédito o con deudas del juego y le rematan la casa y botan a la calle a los chiquitos”, recalcó el diputado del Frente Amplio  José María Villalta. 

Esta protección se ampliaría también para adultos mayores o personas con alguna discapacidad e hijos que ya tienen mayoría de edad, pero que siguen estudiando y mantengan buenas calificaciones.

Fuente: Diarioextra.com