Talleres de formación preparan jóvenes de zonas vulnerables del país

El Gobierno de la República comunicó que lleva talleres de formación para la vida a Pococí y Desamparados los cuales brindaron a 175 jóvenes habilidades en finanzas, empresariedad y liderazgo a través de la alianza entre el Viceministerio de Paz y sus Centros Cívicos por la Paz (CPP), la ONG Junior Achievement y la empresa Pozuelo.

 

 

Para este año se planeó el desarrollo de diversos talleres, en modalidad virtual, bajo el nombre de “Creando mi futuro con Chicky”, una muestra de cómo las alianzas público-privadas tienen el potencial para impactar las vidas de jóvenes provenientes de comunidades con vulnerabilidad social, articulando el voluntariado y los recursos institucionales.

El más reciente taller finalizó en Desamparados. Los participantes aprendieron sobre habilidades de liderazgo, pensamiento crítico, creatividad e innovación, así como tecnología, esta última vinculada al uso de aplicaciones móviles y mapas conceptuales.

También dedicaron tiempo a otros conocimientos relativos a la construcción de plan de vida, finanzas, habilidades interpersonales, identificar metas a mediano y largo plazo, currículo, desarrollo de conceptos de innovación para el uso en la vida, cambio tecnológico y las carreras del futuro.

 

 

“En resumen, podemos decir, que la construcción de proyecto de vida es una técnica que permite a las personas adolescentes prepararse para el presente y el futuro. A través de ese plan deben detallar sus metas a corto, mediano y largo plazo considerando sus fortalezas, debilidades, experiencias y oportunidades del entorno”, externó el viceministro de Paz, Jairo Vargas.

Como instructores participaron voluntarios de Pozuelo y de la ONG Junior Achievement con el apoyo de los Centros Cívicos por la Paz (CCP).

Los CCP son una estrategia interinstitucional entre el Gobierno Central y los gobiernos locales, liderada por el Viceministerio de Paz, para promover la prevención de la violencia y la inclusión social prioritariamente de personas adolescentes entre los 13 y los 17 años en comunidades con vulnerabilidad social.

Las capacitaciones 2021 comenzaron en mayo.  Para 2022 y 2023 se tiene previsto trabajar con jóvenes de Cartago, Garabito, Santa Cruz y  San Carlos, así como fortalecer la oferta programática en Guararí, Desamparados y Pococí.

“Se ha demostrado, en muchas ocasiones, que las acciones de la empresa a nivel social pueden ser una fuente de prevención y reducción de la violencia significativa. En materia de prevención, todos y todas podemos contribuir: comunidades, instituciones, sector privado, academia”, dijo el viceministro.