6.500 conductores recibieron multa de ¢111.00 por no usar cinturón

COSEVI recordó que la Ley de Tránsito establece que todos los ocupantes de un vehículo deben llevar puesto el cinturón de seguridad, no solo el conductor, ni solo quienes viajan en la parte delantera del vehículo; todos.

Entre  enero  y  agosto,  1.700  conductores  se  acreditaron  una  multa  de  ¢111.000  por permitir  que  alguna  de  las  personas que  viajaba  en  el  vehículo  no  portara  bien  sujeto este dispositivo de seguridad.

“Sigue existiendo mucha confusión en este sentido. Algunas personas piensan que, por ir atrás, en los asientos traseros, no deben usar el cinturón y eso es incorrecto. Otras, básicamente, no lo usan por pereza o incomodidad, algo que suele darse mucho en el asiento central de la fila de atrás, ya que, normalmente, son cinturones de dos puntos y a veces les cuesta encontrarlos porque se meten en los espacios de los asientos o, como viajan  niños  en  dispositivos,  también  les  resulta  complicado  buscar  las  dos  fajas  y sujetarlo; pero no hay excusa, deben usarlo por su propia seguridad”,  detalló  German Marín Sandí, Director de la Policía de Tránsito.

En  lo  que  va  de  año,  asimismo,  otros  4.822  conductores  fueron  sancionados  con  la misma multa por ir ellos sin el cinturón abrochado, informó el funcionario.

Por  su  parte,  los  motociclistas  son  otro  grupo  de  conductores  que  han  recibido  una cantidad  significativa  de  boletas,  en  este  caso,  por  no  portar  el  casco  o  llevarlo  mal puesto. En total, se suman 3.211 multas de ¢111.000 en ocho meses del 2021. A esta cantidad se suman 1.650 por permitir que su acompañante no llevara o llevara mal puesto el casco.

“Lamentamos  mucho  que  tengamos  que  estar  pendientes  de  la  seguridad  de  las personas a estos niveles y que debamos sancionarlos por no querer utilizar un dispositivo que les puede salvar la vida y reducir lesiones. También es reprochable que permitan que su esposo, que su hija, que su nieto, que su hermana, que su papá, viajen menos seguros, por mera indiferencia o irresponsabilidad”, concluyó Marín Sandí