"No solo bloquearon, sino nos eliminaron los comentarios en la sesión del Concejo"

 

 

Brujería, Casualidad, Duendes o Mano Peluda, porque durante casi 30 minutos, estuvo bloqueado el Facebook Municipal de la sesión del Consejo Municipal de Escazú en la cuenta de la Municipalidad de Escazú, lo cual le impidió a los ciudadanos dar su opinión durante la sesión.

Definitivamente por algo nos llaman la ciudad de las brujas, porque tal parece que le hicieron una brujería al Facebook Municipal, ya que extrañamente al momento de la sesión municipal del martes y durante casi 30 minutos, los escazuceños NO podían dar sus opiniones.   Tal y como se demuestra en las imágenes de abajo.

Sin embargo, la rápida intervención y reclamo de una de las regidoras, que indico que los ciudadanos NO podían opinar durante la sesión, permitió que en unos pocos segundos el problema fuera solucionado, de forma casi milagrosa por el encargado de comunicación de la municipalidad.

Según explico el encargado de comunicación de apellido Cruz de la Municipalidad, el problema se debió a que META la compañía dueña de Facebook e Instragram, había bloqueado el Facebook municipal porque había mucho uso de lenguaje prohibido como insultos, etc.

 

 

 

Sin embargo, expertos en el tema, nos dicen que eso NO fue así, pues cuando Facebook bloquea una página que incumple su normativa, la bloquea del TODO, o sea no permite ni siquiera transmitir por la misma, cosa que si ocurría en el Facebook municipal, pues podían transmitir el video.   Además, SI fuera cierto que se había dado ese bloqueo, entonces COMO explican que una sola persona pudo poner un único comentario al inicio de la cesión municipal, que daba las buenas noches y felicitaba a los miembros del concejo y que se quedo ahí solo durante casi 30 minutos, sencillamente eso no es posible.

Tal parece que ese tal “bloqueo”, era parte de un plan para justificar que la gente NO pudiera opinar, pero como les agarro tarde, para bloquear ese primer mensaje, ya la mentira o el plan se les vino abajo, es una prueba más de las tácticas oscuras que se dan en la Municipalidad de Escazú.