"Mi cabello representa seguir viviendo y motivación de que todo se puede"

Miércoles 25 de Julio del 2018

Me llamo Julián Barquero, tengo 18 años y padecí cáncer, continúo en tratamiento hasta el día de hoy. En el transcurso de la enfermedad se me desarrollan otras enfermedades ´secundarias´ por así decirlo al tener las defensas muy bajas debido a una etapa de quimioterapia bastante pesada, las cuales fueron: neumonía, neuropatía, varicela y herpes. Gracias a Dios pude salir adelante, continué el colegio pero me atrase un año debido a que no estaba en condiciones de seguir adelante, pero el día de hoy ya voy a terminar mis años de colegio.


Debido a tantas dificultades que sucedieron durante mi enfermedad, yo en ese entonces con 16 años me metí muchas ideas en la cabeza, principalmente "¿viviré?", como no sabía que iba a ser de mí, decidí tatuarme para dejar marca en mí, de saber que triunfe con mi enfermedad y sigo adelante, con el propósito de superarme y ser motivación de mí mismo. Con el deseo de despertarme cada mañana y verme al espejo ese tatuaje que dejó gran marca en mi vida.



Este año tuve problemas en la institución educativa donde estoy terminando mi último año de colegio con la directriz del cabello largo en hombres que no está permitido, en el cuál me llamaron mucho la atención por no acatar a esta dicha normativa, pero todo tiene una explicación.


Y es el nivel de autoestima y motivación que te puede regalar algo tan pequeño como es el cabello, en mi caso, mi cabello representa fuerza, seguridad y motivación a continuar el día con día, superarme y sentirme bien conmigo mismo.


Por medio de consejos de personas cercanas realicé un recurso de amparo para luchar contra el colegio en omitir esta directriz hacia mí, que gracias a Dios ganamos, no por capricho, sino por el gran símbolo que representa en mi vida, como el seguir viviendo y darme motivación de que todo si se puede, ya que al yo cortarme el cabello, puede ser un retroceso en mi terapia psicológica, que podría causar depresión, inseguridad y desmotivación, ya que puede tomarse como un trauma, ejemplo, una persona tuvo una muy mala experiencia en algo cotidiano y no quiere experimentar lo mismo o algo parecido a esto.



Pasa lo mismo con mi cabello, el cortármelo puede generar gran impacto emocional al poder recordarme cuando me bañaba y se me caía el cabello de una manera increíble que cuando me pasaba las manos por la cabeza, terminaban negras de tanto cabello que se pegaba a mis manos, o cuando comía que sin tocarme la cabeza se caía igualmente por montones o cuando me rascaba la cabeza y era ese montón de cabello cayendo, o al despertarme y volver a ver la almohada negra de tanto que se caía, tantas situaciones que dejan gran marca y por mi parte trauma.


Todas esas actividades en mis momentos de quimioterapia fueron bastantes impactantes en mi vida y no quiero retomar eso, no aún, cada uno tiene su momento para dar el paso de superación y el mío no ha llegado todavía, cada persona se mide con el tiempo que es el correspondiente para superar y seguir.


Así que no es capricho, como muchos creen , sino todo lo contrario, por eso puse el recurso de amparo para que llegue mi momento adecuado de dar el gran paso y seguir.

Gracias a Dios lo ganamos, con el fin de poder terminar mi último año de la mejor manera posible psicológicamente y emocionalmente hablando. Lo que genera gran satisfacción y felicidad de saber que aún hay esa comprensión que a veces uno considera que no existe en las demás personas, y agradezco enormemente a los magistrados de fallar a mi favor. Son cosas que me marcarán y llevare conmigo siempre.