La dedicación y el amor: sinónimos de esta madre Escazuceña

Viernes 3 de agosto del 2018.

El esfuerzo y la entrega de una madre ejemplar son un vivo ejemplo para Patricia Monge Aguilar, Escazuceña de 41 años. Ella con tres hijos ha logrado salir adelante, Kevin de 19, Natalie de 17 y Camila de 15 años son su motivación más grande para luchar día a día.

Patricia se desempeña como Masajista Holística; hace ya 20 años incursionó en este campo, al lado de sus hijos, como cabeza de hogar. Ella optó por trabajar independiente hace 7 años, ya que sintió la necesidad de estar más al lado de sus ellos, apoyarlos en sus estudios y lo más importante estar presente emocionalmente con sus retoños.

"Cada uno de mis hijos son mi inspiración, me impulsan dándome vigor, entusiasmo y energía. Son mi motivo especial para avanzar siempre hacia adelante y procurar perseguir mi mejor versión cada día", aseguró la mamá Escazuceña.

A pesar de las dificultades que últimamente la han puesto a prueba, ella sigue luchando para sacar adelante a su familia. El negocio en el cual ella se desempeña es un poco cambiante, en ocasiones son pocas las clientas, por lo que se motivó a sí misma para poner a prueba sus dones; la cocina fue lo que la incentivó a emprender un doble negocio; y todo esto para darles calidad de vida a los tres.

De esta manera, también hace deliciosos queques, fresas con chocolate. Así mismo, los canolis son una innovación propia también para Escazú y según comenta esta mamá, han sido bien aceptados en el cantón.

Actualmente sus hijos son estudiantes ejemplares; y el mayor de ellos ya estudia y trabaja. Patricia Aguilar desea enviarles un mensaje a las mamas de Escazú.

"Somos creadas para vivir, sonreír, dar amor pero también para recibirlo. Somos capaces de lograr sueños y concretar los proyectos que deseemos realizar al lado de nuestros hijos. Eres una mariposa llena de gracia porque tienes el toque especial de madre otorgado por tu creador", enfatizó una madre digna de admiración.

Periodista: Carolina Abarca.