“Qué cargas” Carnicería es liderada por ellas en San Antonio de Escazú.

“Qué cargas” Carnicería es liderada por ellas en San Antonio de Escazú.

Laura Umaña Marín su propietaria, decidió darle oportunidad a las mujeres para incursionar en un mundo con más aceptación en el género masculino; llegando a marcar la diferencia en el cantón.

La mayoría son mujeres, de un total de 10 colaboradores, 7 pertenecen al género femenino. Algo que sin duda llama la atención de sus clientes.

 

 

“Aquí lideramos las mujeres y todas damos lo mejor de nosotras mismas; todas son muy eficientes y tienen una buena iniciativa al trabajar; siento que eso le gusta mucho al cliente que nos visita”, mencionó.

“Ericka Sandía vecina de Escazú, y joven de 28 años edad, junto a Heidy Huerta de 31, contaron a Mundo Escazú ciertas frases que reciben de sus clientes; “Qué cargas”; ”Casi no vemos mujeres en carnicería”, “Las felicito por su trabajo”, y más. 

 

 

Sin duda alguna, es de admiración, y también de mucho cuidado. “Nosotras usamos la sierra para hacer cortes y demás; también nos toca a veces echarnos al hombro la carne”, recalcaron las orgullosas colaboradoras. 

En Carnes San Antonio reciben a sus clientes con la mejor actitud, para darles eficiencia, tanto en sus productos, como en la calidad humana. A quien visite la carnicería, será testigo de un gesto amigable de parte de ellas.

“Para mí es de admirar que en la carnicería hayan mujeres trabajando, yo siempre que compro, las veo y me asombro de su capacidad para el trabajo”, destacó José Zúñiga, vecino de la zona y cliente habitual.

 

El servicio express se ha convertido en una ayuda para el cliente y para la economía del negocio durante la pandemia logrando implementar tecnología como el pedido mediante Whats App 89244841 o a los teléfonos 22283525 / 22281431.

 

 

Además, la experiencia en carnicería se ha venido cultivando en la familia, de generación en generación.

“Mis dos hijas son parte de la carnicería, ellas trabajan acá y también estudian en la Universidad”, aseguró Laura Umaña Marín.