Autoridades unen esfuerzos para evitar menores quemados por pólvora
Ruben

Autoridades unen esfuerzos para evitar menores quemados por pólvora

Ni un solo niño o niña quemado por pólvora durante los festejos de principio y fin de año es el objetivo que se plantearon las autoridades.


Por ello, este martes el Ministerio de Seguridad Pública, por medio de la Dirección General de Armamento y la Fuerza Pública, el Ministerio de Salud, Bomberos de Costa Rica, la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) y el Hospital Nacional de Niños hicieron un llamado para concientizar a las personas.


Para la obtención del permiso de venta de pólvora los funcionarios informaron sobre los requisitos, los cuales se detallan a continuación:


Dirección General de Armamento


Solicitud escrita ante la Dirección General de Armamento.


Autorización del Ministerio de Salud para la venta de pólvora.


Nota original y autenticada del encargado del negocio.


El local autorizado debe mantener en forma permanente un extintor triclase.


Rotulación exigida por la ley (“No fume” “Prohibida la venta a menores”).


Ministerio de Salud


Una nota del administrado solicitando la autorización


Un croquis de la ubicación del puesto dentro del local comercial


Carta del propietario del inmueble donde se instalará el puesto


Declaración del propietario del inmueble


Listado de los productos pirotécnicos que se venderán


Copia del contrato o carta de la empresa proveedora de la pólvora menuda


La UNGL detalló que son las municipalidades las que, al final, otorgan la patente y quienes deciden si en su cantón autorizan la venta de pólvora.


El año pasado la Municipalidad de Corredores prohibió la venta de unidades pirotécnicas. Mientras que San José registró más de 100 patentes para la venta, Alajuela 32, Cartago 44 y Puntarenas 14, según informó la UNGL.


Por su parte, el Hospital Nacional de Niños y Bomberos de Costa Rica informaron que el año pasado tres menores de edad resultaron quemados con pólvora. Todos fueron hombres con edades entre cinco y 14 años.


Y este año, ya registra dos menores de edad quemados: un niño y una niña. Éstos con edades entre cinco y nueve años.