INS lanza campaña preventiva dirigida a motociclistas
Ruben

INS lanza campaña preventiva dirigida a motociclistas

 

 

  • Bajo el nombre “La prevención no es moda, es una forma de vivir”, en conjunto con la aseguradora, la Caja Costarricense de Seguro Social y los ministerios de Obras Públicas y Transportes, y de Salud se unen para concientizar a conductores.

 

  • En el 2019, el INS invirtió ¢53.000 millones en la atención de víctimas de accidentes de tránsito.

 

 

  • Ese año fallecieron en sitio por accidentes de tránsito 440 personas, de estas el 49% utilizaba una moto, el 26% eran ocupantes de vehículo, el 15.6% eran peatones y el 7.1% ciclistas.

 

Jueves 16 de enero, 2020. En Costa Rica ocurren cerca de 37.500 accidentes de tránsito al año, es decir 100 accidentes diarios, los cuales generan unas 20 mil víctimas anuales, lo que se traduce en 54 víctimas diarias, el 12% de ellas quedan gravemente heridas, la mayoría: motociclistas.

Bajo el lema: “La prevención no es moda, es una forma de vivir”, el Instituto Nacional de Seguros (INS) en una labor articulada con el Ministerio de Salud, el MOPT a través del COSEVI y de la Caja Costarricense de Seguro Social, inició este jueves una campaña de concientización para disminuir las muertes y lesiones sufridas por motociclistas en accidentes de tránsito.

“Es nuestro deber alzar la voz y generar acciones contundentes que nos permitan formalizar esta lucha frontal contra los accidentes de tránsito. Hemos visto en el INS un incremento significativo en atención de este tipo de pacientes y hoy nos preocupan y nos ocupan especialmente, los motociclistas, por ser quienes llevan la peor parte en un accidente”, aseguró el Presidente Ejecutivo del INS, Elian Villegas.

Durante el 2019 en Costa Rica fallecieron en sitio por accidentes de tránsito 440 personas, de estas el 49% utilizaba una moto, el 26% eran ocupantes de vehículo, el 15.6% eran peatones y el 7.1% ciclistas, así lo confirmó ingeniero Edwin Herrera Arias, Director Ejecutivo del Consejo de Seguridad Vial (COSEVI).

En el mundo cada año mueren 1.200.000 motociclistas, mientras que, en Costa Rica, según datos del COSEVI, durante el 2019 fallecieron 218 y según registros del INS otros 18.587 recibieron atención médica en nuestros centros de Salud. Las lesiones más frecuentes encontradas en estos lesionados ocurren en las rodillas (13% de las lesiones), hombros (8%), tobillos (6%) y manos, muñecas y piernas (4% cada uno de ellos).

Por esta razón, el Instituto Nacional de Seguros rifará 6.000 rodilleras articuladas entre motociclistas. Para participar, los motorizados deben ingresar al sitio web www.laprevencionnoesmoda.com donde podrán encontrar información acerca de cómo prevenir accidentes de tránsito y un formulario para participar en el concurso.

Durante la actividad, la Ministra de Salud a.i. Alejandra Acuña, recordó que, desde hace varios meses estas instituciones se unieron con el objetivo de conformar un frente común, en el territorio nacional, para actuar contra un problema de salud pública que figura como la primera causa de muerte prematura de la población costarricense.

Por su parte, el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), explicó que para la institución que preside, los accidentes de tránsito constituyen uno de los problemas más serios que se atienden en los servicios de Emergencias y Urgencias y que desplaza a otros pacientes que requieren una consulta, un procedimiento, una cirugía, o una atención en los servicios de Emergencias.

 

 

El jerarca de la CCSS hizo un llamado a toda la población, pero especialmente a conductores, sobre la necesidad de manejar con precaución, para que así puedan llegar bien a sus destinos y que estos no sean, finalmente, los servicios de Emergencias de la Caja.

 

Más de ¢53.000 millones en atenciones vinculadas al SOA

 

En el 2019, el INS invirtió ¢53.391.523.977 en la atención de víctimas de accidentes de tránsito. Estas atenciones se pagaron por medio del Seguro Obligatorio de automóviles (SOA) e incluyen atención médica, pago de incapacidades, rehabilitación, implementos ortopédicos, indemnizaciones a familiares de fallecidos, gastos imputables a siniestros y otros.