Ruben

Asesinos de Dra. Cedeño bañaron el cadáver para alterar la escena del crimen

El asesino de la anestesista María Luisa Cedeño manipuló la escena del crimen luego de cometer el crimen. 

Así fue confirmado por los abogados de la familia Cedeño en rueda de prensa este viernes. 

Según los abogados, los asesinos "bañaron" a Cedeño después del asesinato y la acostaron en su cama para despejar todo rastro de ella.

Los representantes legales de la familia también confirmaron que los asesinos pusieron la saliva de la anestesióloga en las mordeduras que tenía en el pecho.

Los abogados están seguros de que esto también fue cometido por los asesinos para ocultar sus huellas. Según los representantes de la familia, no existe una explicación técnica en la que una persona pueda morderse el propio pecho. 

 

 

Finalmente, los abogados señalaron que era mentira que hubiera evidencia para descartar a Harry Bodaan y a otro sospechoso de apellido Miranda del crimen.

Los dos todavía están vinculados al caso, por lo que no consideran la detención preventiva ya que las pruebas dentales los mantienen conectados. Teodoro Herrera, por su parte, es el único sospechoso plenamente vinculado a la investigación.