Ruben

Empresa francesa es la encargada de obras para salvar los rios

Una empresa francesa comenzaría la construcción de dos nuevas plantas en noviembre como parte del Plan de Mejora Ambiental de San José para aumentar el flujo a la planta de tratamiento de aguas residuales Los Tajos en La Uruca.

Hoy en día, ese sistema procesa 430.000 litros de aguas sucias de la ciudad, por segundo.

Con la puesta en servicio de la nueva infraestructura en 2025, la capacidad de procesamiento se incrementará a 533.000 litros por segundo.

Luego, se trata un 24% más del agua sucia producida por los once cantones de Josefino antes de verterla en los ríos tendrán su respectivo tratamiento.

La obra tendría un beneficio ambiental para los ríos más sucios del Gran Área Metropolitana (GAM) como Tiribí, María Aguilar y Torres, así como para el Rivera, que ha recibido los vertidos de aguas residuales de la ciudad cada año

Para lograr el saneamiento, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) dio dos contratos a la empresa francesa Sade CGTH por ¢ 27.000 millones.
 
El primer contrato apunta a construir 21,3 kilómetros de tuberías sanitarias. En esta obra se instalarán 4,8 kilómetros de tecnología de microtunelado para reducir los daños a los vehículos y la zona afectada. Los 16,5 kilómetros restantes se construirán con métodos tradicionales.
 
El segundo contrato consiste en rehabilitar y sustituir 9,7 kilómetros de tuberías sin necesidad de extraerlas. Las obras se llevarán a cabo en los cantones de San José, Goicoechea, Montes de Oca, Vázquez de Coronado, Moravia, Desamparados, Alajuelita y Tibás.