Farmacéutico escazuceño crea método que agilizaría el hallazgo de curas ante nuevas epidemias

El Dr. Erick Bermúdez Méndez de 29 años de edad, farmacéutico de la Universidad de Costa Rica (UCR), sobresalió en Holanda al recibir el premio "Virology Goldbach MSc Thesis Prize 2018", que se otorga únicamente a quienes realizan investigaciones destacadas en el campo científico.

El joven escazuceño  desarrolló complejos de nanoanticuerpos con la ayuda de supergomas bacterianas, los cuales son capaces de neutralizar virus altamente perjudiciales. Este método constituye una novedosa alternativa que promete disminuir, de manera considerable, el tiempo que demora generar una nueva terapia ante situaciones de epidemias mortales.

Actualmente, el descubrimiento de un fármaco demora, en promedio, cuatro años. Esto según el artículo "Cambio de modelos de I+D en empresas farmacéuticas de investigación" de la revista Journal of Translational Medicine publicado en el 2016.

Si bien, ese período de cuatro años puede variar debido a la complejidad de lo que se estudia, el procedimiento propuesto por el farmacéutico de la UCR representa una opción que agilizaría el hallazgo de un tratamiento en menos tiempo.

"El resultado del estudio sirve como prueba de concepto para demostrar que la plataforma basada en complejos de nanoanticuerpos, con el uso de supergomas bacterianas, es factible. Normalmente, mientras se estudia y se desarrolla una vacuna, o terapia contra un nuevo agente infeccioso, se tarda mucho. Por lo tanto, uno de los objetivos primordiales era establecer una nueva ruta para generar medicamentos", afirmó el Dr. Bermúdez Méndez.

El reconocimiento lo otorgó la prestigiosa Universidad de Wageningen, institución que se ubica entre las mejores del mundo.

En ese ente académico, mediante una beca proporcionada por la UCR y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), el especialista realizó su maestría. En el penúltimo semestre, y con la ayuda de dos tutores, el Dr. Jeroen Kortekaas y el Dr. Paul Wichgers Schreur, el joven logró la creación del innovador método.

De acuerdo con el Dr. Kortekaas, el premio es sinónimo de gran honor para la persona que lo recibe. En el caso del Dr. Bermúdez Méndez, su excelencia académica hizo que él fuera seleccionado dentro de un grupo de seis estudiantes finalistas sobresalientes de nacionalidad holandesa. Todos ellos también realizaron sus maestrías en Wageningen y obtuvieron altas calificaciones en sus tesis, pero solo el costarricense resultó galardonado.

"Estuve muy feliz de que Erick recibiera este reconocimiento. Él es un científico extremadamente talentoso, que no solamente posee grandes habilidades en el laboratorio, sino una alta capacidad para comunicar los resultados de su trabajo a nivel oral y escrito", manifestó el Dr. Kortekaas.

Fuente: ODI-UCR