Banner Dental y TRX

No debemos permitir que El Sarampión vuelva a Costa Rica

El Pediatra Rolando Celada Quezada nos deja claro que No Debemos Permitir Que El Sarampión Vuelva a Costa Rica.

Costa Rica tiene uno de los programas de vacunación de más trayectoria en Latinoamérica. Desde 1950, se empezó a vacunar contra difteria y tos ferina. El fortalecimiento del programa y la incorporación paulatina de nuevas vacunas, han contribuido a que las principales causas de muerte de los niños hayan dejado de ser infecciosas. 

Las vacunas han permitido erradicar la viruela desde 1949 (31 años antes de su erradicación mundial), eliminar la polio desde 1973 y la difteria desde 1976; gracias a la vacunación contra tétanos en embarazadas, el último caso de tétanos neonatal se presentó en 1993. La última epidemia de sarampión se produjo entre 1991 y 1992, con más de 8.000 casos y unas 60 muertes, desde entonces se han realizado campañas de vacunación contra el sarampión, el último caso autóctono data del 2005 y el último caso importado se presentó en el 2014 en una persona que había viajado a Filipinas y Japón.

Cuando la proporción de personas vacunadas es menor de 95% se pierde la protección colectiva que proporciona la vacuna (efecto rebaño) y pueden sobrevenir epidemias, como está sucediendo en diferentes países de América tal como la reporta la Organización Panamericana de la Salud: En el 2017, cuatro países de la Región notificaron casos confirmados de sarampión: Argentina 3 casos, Canadá 45 casos, los Estados Unidos de América 120 casos Venezuela 727 casos.

En los primeros meses de 2018 son 9 los países que han notificado casos confirmados: Antigua y Barbuda 1 caso, Brasil 14 casos, Canadá 4 casos, Colombia 1, Estados Unidos de América 13 casos, Guatemala 1 caso, México 4 casos, Perú 2 casos y Venezuela 159 casos.  

Los casos de Barbuda y Guatemala fueron importados de Reino Unido y de Alemania. En Brasil todos los casos confirmados se presentaron en personas de origen venezolano, en Colombia el caso que se presentó, es también en una persona venezolana no vacunada. En México los casos fueron importados o asociados a importación. En Perú los dos casos son autóctonos. 

En Venezuela el primer caso fue detectado en la semana 26 del 2017 y desde entonces se han reportado 886 casos.

Para mantener el nivel de vacunación adecuado de la población las autoridades sanitarias de Costa Rica han dispuesto una campaña de vacunación que se iniciará en la primera semana de Agosto del 2018 con una duración de 4 semanas y en la cual se vacunarán  770,000 niños en edades de 15 meses a 9 años y 11 meses. 

La vacunación es una forma segura de protegernos de una enfermedad que puede ser mortal.