Banner Dental y TRX

Ocho consejos para construir ambientes saludables en la lucha contra el cáncer

Resultado de imagen para lucha contra el cancer

Bajo el lema “Nosotros podemos. Yo puedo”, la Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC’s, por sus siglas en inglés) propone poner en práctica una serie de acciones, tanto a nivel colectivo como individual, para construir ambientes más saludables y reducir el impacto del cáncer mundialmente.

Según la OMS, alrededor de 14.1 millones de nuevos casos de cáncer se detectaron en el año 2012 en el mundo y fallecieron cerca de 8.2 millones de personas por dicha enfermedad.

Consejos colectivos:

Inspirar acción y actuar: impulsar acciones, en conjunto con los gobiernos, que reduzcan las muertes tempranas a causa del cáncer, promuevan una mejora en la calidad de vida del paciente e incrementen las tasas de supervivencia a la enfermedad.

Prevenir el cáncer: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de la mitad de todos los casos de cáncer se puede prevenir, si se eluden o modifican factores de riesgo y se adoptan medidas saludables.

Llevar una dieta balanceada, con frutas y vegetales y alimentos ricos en fibra.

  •    Limitar la ingesta de bebidas altas en azúcares y alcohólicas, así como de alimentos con elevado contenido de grasa y sal.
  •    Eliminar el fumado.
  •   Realizar actividad física, mínimo dos horas y media distribuidas durante la semana. Se recomienda practicar actividades que incrementen tanto la frecuencia cardiaca como respiratoria y que fortalezcan los músculos.

Crear lugares de trabajo saludables: se prevé que la fuerza laboral global incrementará a 3.5 billones para el año 2030; por ende, las áreas de trabajo son una plataforma adecuada para implementar acciones de prevención e inclusive, educar en la importancia de una detección temprana.

Lugares 100% libres de humo.

  • Uso de transporte activo hacia y desde el trabajo (por ejemplo, bicicleta).
  • Uso de escaleras para incrementar el movimiento del cuerpo.
  •   Programas de actividad física y educativos sobre diferentes tipos de cáncer.

Crear ciudades saludables: dado a que se proyecta que el 66% de la población mundial vivirá en áreas urbanas en el año 2050, la calidad de este entorno será trascendental para la salud pública. Actualmente, diversas ciudades trabajan en soluciones innovadoras para crear y mantenerlas saludables.

Delimitar áreas para fomentar el uso de bicicletas.  

  • Crear más espacios verdes y abiertos al público.
  • Desarrollar e implementar políticas de ambientes libres de humo de tabaco.

Apoyar a otros al regreso de su enfermedad: empleadores pueden crear una cultura interna en la que los colaboradores con cáncer sepan que, a su regreso al trabajo, recibirán el apoyo necesario para adaptarse a los desafíos que trae consigo la enfermedad

  •    Cambio de funciones u horarios flexibles.
  •   Mantener el canal de comunicación abierto en ambas vías

Consejos a nivel personal:

Compartir su historia: los sobrevivientes de cáncer pueden contar su historia y servir como motivadores para otros pacientes y familiares. Conocer estos relatos, reducirá el miedo, brindará compañía y además, incrementará el conocimiento acerca de la enfermedad.

Comprender que la detección temprana salva vidas: para diversos tipos de cánceres, concientizar acerca de síntomas y de la importancia de un diagnóstico a tiempo ha demostrado mejorar la supervivencia a la enfermedad. Por eso, se recomienda

  •   Visitar anualmente al médico.
  • Acudir al ginecólogo para realizarse el papanicolau, que debe efectuarse en toda mujer a partir del inicio de la menstruación, ya que permite detectar el cáncer de cuello uterino.
  • Revisar su cuerpo (mamas, piel o testículos), al menos, una vez al mes y si nota alguna anormalidad, reportarla al médico.

Pedir ayuda el paciente con cáncer, cuidadores y familiares deben establecer redes de apoyo que les ayuden a mitigar los impactos físicos y emocionales que produce la enfermedad. Hablar del cáncer y pedir ayuda, siempre es de gran utilidad.