13.200 caretas de protección recibirán trabajadores de la CCSS

Trece mil doscientas caretas fabricadas por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) permitirán a trabajadores de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), que laboran en la atención directa de pacientes con COVID-19, contar con insumos adecuados para su protección personal.


La entrega se realizó en presencia del presidente Carlos Alvarado, el presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, y la gerente general del INA, Sofía Ramírez, durante una visita al Centro de Distribución de la Caja, en Curridabat, desde donde se reciben, almacenan, alistan y distribuyen productos para los establecimientos de salud de la institución.


Alvarado reconoció que la emergencia por el COVID-19 ha evidenciado el músculo de articulación y la unidad que existe en el ADN costarricense. “El trabajo interinstitucional en esto ha sido clave, la unión pública-pública y pública-privada ha ido demostrando lo inmensa que puede ser Costa Rica”, dijo.


“Hace tres meses Costa Rica no tenía experiencia en diseño de muchos materiales. Hoy somos capaces de diseñar caretas, hisopos o distintos tipos de equipos de protección. Eso se logra gracias al trabajo conjunto de la CCSS, que tiene la experiencia de utilizarlos, mientras que el INA, la UCR, el TEC tienen la capacidad de producirlos y el conocimiento para hacerlos” puntualizó el Mandatario.


Macaya señaló que “estos insumos representan una gran oportunidad para brindar una opción de protección personal adecuada a los funcionarios de la institución que se encuentran en la atención directa de los servicios de salud, y también para mostrar la capacidad que posee nuestro país en el desarrollo de insumos de este tipo en momentos en que existen dificultades de abastecimiento en todo el mundo”.


La producción de las caretas se llevó a cabo en el Laboratorio de Modelado e Impresión 3D, Innovatio, ubicado en la sede central del INA, y se desarrolló gracias al trabajo conjunto de los docentes de la institución, personal de la CCSS y funcionarios del Tecnológico de Costa Rica (TEC).


“El desarrollo del proceso de manufactura de los equipos que entregamos a la Caja es una muestra concreta de la importancia que tienen las alianzas público-privadas para responder a las necesidades país. Además, este proyecto permitió que nuestro personal generará conocimiento que posteriormente será transferido al sector productivo, lo cual impactará también en el proceso de reactivación económica”, afirmó el presidente ejecutivo del INA, Andrés Valenciano.


La donación de estas caretas refuerza las diferentes acciones que desarrolla la CCSS para asegurar que sus funcionarios cuenten con equipo de protección de calidad comprobada, en respuesta a la limitante que existe actualmente en el mercado, debido a la demanda mundial por este tipo de insumos.


Centro de Distribución de la CCSS: centro neurálgico en medio de la pandemia


Como parte de la actividad de entrega de los equipos de protección, el presidente de la República realizó un recorrido por el Centro de Distribución de la CCSS, ubicado en Curridabat, lugar desde donde se reciben, almacena, alista y distribuyen productos para los establecimientos de salud de la institución.


Según explicó el Macaya, el Área de Almacenamiento y Distribución de la institución (ALDI) maneja un inventario con un valor promedio superior a los ¢60 000 millones, integrado por 1 400 productos, entre ellos: medicamentos, insumos médicos, reactivos, ropa hospitalaria, papelería y otros.


El Centro de Distribución Central resguarda el 85% de la mercadería almacenable de la CCSS y cuenta con capacidad para almacenar hasta 26 000 posiciones de tarima, con un área similar a la de cinco canchas de fútbol.


El doctor Macaya agregó que el área de almacenamiento y distribución de la CCSS ha resultado neurálgica durante la atención de la emergencia sanitaria generada por el covid-19, pues ha contribuido en mantener la operación normal de funcionamiento de los establecimientos de salud, gracias a medidas como:


El abastecimiento de hasta tres meses en los hospitales nacionales para la receta de medicamentos y con ello disminuir la periodicidad con la que los asegurados debían presentarse a los centros.


La recepción de donaciones de parte de equipos diplomáticos, empresas privadas e instituciones del Gobierno de la República.
La preparación y abastecimiento para todo el país de equipo de protección personal para los funcionarios de establecimientos de salud.


La recepción y traslado de mercaderías desde el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, incluyendo la donación de las autoridades de gobierno de China y de Emiratos Árabes.


Apoyo a la jornada de vacunación contra influenza estacional de manera que se contara con las inmunizaciones en todo el territorio nacional en el menor tiempo posible.
Movilización de la Unidad Médica Móvil de la CCSS a diversos puntos del país, como las instalaciones del Instituto Nacional de Seguros (para atender a pacientes del Centro Nacional de Rehabilitación) y al Hospital L