Solo cirugías planificadas en el San Juan de Dios ante detección de casos COVID

El hospital San Juan de Dios (HSJD) hizo cierre operativo de las salas de operaciones tras detectar 31 funcionarios positivos y 36 contactos que están en este momento en aislamiento, anunció el gerente médico, doctor Mario Ruiz Cubillo.

La medida se aplicó desde este domingo para realizar una limpieza y desinfección de quirófanos y salvaguardar la seguridad de los usuarios y los demás funcionarios no expuestos del hospital.
Por el momento el HSJD sólo mantendrá dos salas de cirugía para emergencias muy calificadas que no se puedan trasladar.

Ruiz Cubillo explicó que los hospitales Calderón Guardia y México apoyarán en la atención de las emergencias del área de adscripción del San Juan de Dios.

Investigación en curso

El pasado miércoles 15 de julio la Jefatura de Enfermería de Sala de Operaciones del HSJD informó la situación de funcionarios positivos por COVID-19, por lo cual de inmediato la Unidad de Epidemiología y de Prevención y Control de Infecciones y la Unidad de Salud Ocupacional iniciaron el abordaje e investigación de casos y contactos.

Entre las acciones se decidió hacer el tamizaje a todos los funcionarios de sala de operaciones, lo que dio como resultado al viernes 17 de julio, al corte en la tarde, de 12 funcionarios positivos y 12 contactos cercanos que fueron aislados en su domicilio.

Para este sábado 18, en la mañana, se habían identificado otros 7 funcionarios positivos y por la noche se conoció el resultado de los tamizajes de funcionarios asintomáticos, por lo que se agregaron 12 funcionarios más a la lista de positivos.

Hasta este domingo suman 31 casos positivos (20%) del personal fijo de sala de operaciones y 36 funcionarios contactos.

En la sala de Operaciones se cuenta con 172 funcionarios fijos: enfermería general (102) arsenal (15), anestesia (27) residentes de anestesia (17) y aseo (11).

La investigación está en curso y falta tamizar otro grupo de funcionarios entre este domingo que se tamizará el resto de personal fijo y el lunes al grupo de cirujanos, por lo que podría identificarse más casos, informó el doctor Mario Sibaja, subdirector del HSJD.

“Estamos considerando que aquellos que hoy tienen prueba negativa y están asintomáticos, podrían estar presintomáticos y en periodo de incubación y en 3-5 presentar síntomas”, indicó el galeno.

El doctor Sibaja explicó que en el centro médico de manera simultánea se procedió a extremar las medidas de bioseguridad requeridas, con limpieza y desinfección de superficies, distanciamiento físico y uso obligatorio en todo momento de mascarilla y careta.

En el estudio epidemiológico de los primeros casos, los funcionarios mencionaron como nexo epidemiológico pacientes que no se conocía su estatus de COVID-19 positivo.

El subdirector indicó que “se tomó como medida principal para contener, limitar y detener el brote, el cierre operativo y la puesta en cuarentena de las salas de operaciones y de todos sus funcionarios positivos y contacto”.

Esta acción busca la salvaguarda de los usuarios y de los demás funcionarios no expuestos y que se minimice la posibilidad de extensión del mismo a otras zonas del hospital, afirmó el doctor Sibaja.

Indicó que para  las coordinaciones de apoyo del Calderón Guardia y del México se contó con la gerencia médica y el Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED).