Lavado de manos es clave para lograr disminuir las Diarreas

 

El incremento del lavado de manos debido a la pandemia disminuyó en un 42% los casos por diarreas agudas en el país, según reporta la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).  Este hábito diario toma importancia en medio de la pandemia pues es una medida de higiene para evitar un contagio por COVID-19.



Esta baja de casos por diarreas se confirma en los 35 Ebais de las  Área de Salud de Escazú, Santa Ana y San Francisco -San Antonio de Desamparados administradas por COOPESANA R.L.

 



“Desde el Área de Epidemiología hemos detectado que los casos de diarreas han disminuido y si bien podríamos pensar en que los pacientes no están asistiendo a consulta como antes, por la emergencia sanitaria, al comparar nuestros datos con los nacionales, llegamos a la conclusión de que el lavado de manos, el evitar tocarse la boca y los ojos así como el distanciamiento social han reducido la incidencia de las diarreas. Incluso superada la pandemia se prevé que el lavado de manos se acople a la vida de las personas y que las diarreas no sean tan recurrentes“, asegura el Dr. Esteban Medina, director médico del Área de Salud de San Francisco de Dos Ríos - San Antonio de Desamparados.  

Justamente, en el marco del Día Mundial del Lavado de Manos que se celebra este jueves 15 de octubre, COOPESANA R.L. hace un llamado a la población costarricense a seguir aplicando este hábito para evitar una diarrea, pero sobretodo un contagio por COVID-19, tan latente por no adoptarlo.

Elisa Robles, directora médica del Área de Salud de Escazú explica que: “la higiene de las manos es una de las medidas más efectivas para evitar la propagación de cualquier tipo de germen, especialmente en la actualidad con el COVID-19. Es recomendable realizar esta práctica cada vez que se tiene contacto con alguna superficie”.

Por su parte, Walter Vargas, director médico del Área de Salud de Santa Ana recomienda intensificar el lavado de manos con agua y jabón antes y después de ingerir cualquier alimento, luego de ir al sanitario o si sale de casa a realizar cualquier actividad que manipule objetos o alimentos y  cada vez que estornude.

Población vulnerable

 



La Sub Área de Vigilancia Epidemiológica de la CCSS reporta al 3 de octubre un total de 131. 994 casos acumulados entre las semanas epidemiológicas de la 1 a la 40, lo que representa una disminución del 42% de los casos en comparación al mismo período en el año 2019.

Con respecto a la población con mayor vulnerabilidad por edad se ha visto una disminución del 51.6% en menores de 9 años y una disminución del 32.4% en personas mayores de 60 años.