Cáncer del cuello uterino

El tema de esta semana es de suma importancia para todas las mujeres, primero debo explicarles que el cuello uterino es una estructura anatómica que comunica el útero con la vagina. El cáncer en esta zona, por lo general, evoluciona lentamente con el paso del tiempo y antes de que esto suceda ocurren cambios llamados displasias  que consiste en un crecimiento de células anormales en el tejido del cuello uterino que con el tiempo es posible que estas se conviertan en células cancerosas.

 

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es el principal factor de riesgo del cáncer de cuello uterino y las condiciones que aumentan la probabilidad de contraer el virus son: tener un sistema inmunitario debilitado a causa de una inmunodepresión como VIH, mantener relaciones sexuales a temprana edad o tener muchas parejas sexuales.

 

Es posible que el cáncer de cuello uterino no cause signos o síntomas por eso las mujeres debemos someternos a exámenes para identificar el virus del papiloma humano (VPH) o células anormales en el cuello uterino.

 

La Prueba del Papanicolaou o conocido como PAP es un procedimiento para recoger células de la superficie del cuello uterino y la vagina, en donde se utiliza un cepillo o una paleta de madera para raspar suavemente las células de esta zona y estas se examinan bajo un microscopio para determinar si son anormales. El mejor momento para programar su prueba de Papanicolaou es al menos 5 días después del final de su período menstrual

 

Es fundamental que las mujeres a partir de los 25 años se realicen esta prueba, sobre todo quienes tuvieron infecciones de transmisión sexual, iniciaron relaciones sexuales antes de los 18 años, tienen o tuvieron varias parejas sexuales, son fumadoras o quienes nunca se la han realizado. Será el medico el que la prescriba con la regularidad que considere necesaria en cada caso aunque lo recomendable, en general, es realizarla una vez al año.

 

Realizarse el PAP debe ser una prioridad para todas las mujeres tome en cuenta que el pronóstico es mejor cuando el cáncer se encuentra temprano.

 

Dra. Winnie Angulo Angulo